Forever Aloe Sunscreen

Pantalla solar con SPF 30

* Alto SPF para más protección solar
* Fuerte fórmula resistente al agua que conserva su SPF hasta 40 min después de la actividad acuática
* Hidrata la piel para prolongar el bronceado
* Suficientemente suave y seguro para niños

Categoría:

Descripción

Pantalla solar con SPF 30

Los rayos solares están compuestos de rayos UV (ultra violeta) A y B.
Los UV/A tienen una función protectora.
Los UV/B estimulan nuestro organismo para producir melanina, que es la sustancia que determina el color de nuestra piel: (hay dos tipos de melanina: eumelanina, que causa la pigmentación de color negra; y feomelanina, que causa la pigmentación de color roja).

Aunque los rayos UV/A y UV/B son buenos para nuestra salud, tienen también algunos efectos negativos. Los rayos UV/B pueden quemar nuestra piel, causando reacciones alérgicas o cáncer de piel. Los rayos UV/A tienen menos efectos dañinos, pero también pueden ocasionar el envejecimiento de la piel, reacciones alérgicas o cataratas. Los científicos creen que los rayos pueden activar los radicales libres de la piel o del aire. Estos pueden destruir las células y acelerar el proceso de envejecimiento.

Los rayos solares estimulan nuestra piel proporcionando vitamina D, la cual es buena para los huesos. Tomando sol 3 veces por semana, de 15 a 20 minutos cada vez, puede abastecer a nuestro organismo con suficiente vitamina D.

Protección solar: el factor de protección solar (SPF) indica los efectos de sequedad, de escamación y quemaduras causadas por la exposición prolongada al sol. Cuanto más alto es el número del factor de protección, mayor es la función protectora para el sol.

Modo de empleo: Aplicar la loción de modo uniforme en las áreas del cuerpo que vayan a ser expuestas al sol cada 2-3 horas de exposición o sistemáticamente cada vez que sale del mar o la piscina para devolver el nivel de hidratación y proteger la piel.

Contenido: 118 ml

Información adicional

Peso 0.151 kg